Publicado: Mar, 9 Dic, 2014

Lo primero es aceptar las leyes fundamentales

Foto Manuel Damián La Chirusa, Santa Clara. Los cubanos más veteranos aún recuerdan aquellas extensísimas alocuciones del hoy enfermo Máximo Líder de la tambaleante Revolución Cubana, en las cuales alardeaba sobre la poca importancia que tenía para su régimen el embargo económico de los Estados Unidos de América. Por eso ahora estar pidiendo su revocación por « razones humanitarias » sabe al rancio oportunismo de los desesperados.

Resulta interesante cómo en este preciso instante los castristas y sus defensores fuera de Cuba se ocupan que de repente surjan víctimas del embargo dentro de la gran prisión que por 55 años ha sido la Isla para los cubanos. Es una soberbia desvergüenza que justo ahora los victimarios se inquieten por la suerte o el bienestar de sus propias víctimas.

Y resulta uno de los peores ejercicios de cinismo en la presente época. Los victimarios, léase Fidel, Raúl y su larga fila de secuaces, en estos momentos pretenden sensibilizar al planeta con la congoja de sus avasallados. Nadie podría recordar a otro del club de los mayores tiranos en la historia de la humanidad que con tal desfachatez haya pretendido mantener una perspectiva tan irreal.

En esa pretensión, los hermanos Castro determinaron gastar más del erario del pueblo cubano en el intento de manipular a la opinión pública internacional. Y lo gastan en el alquiler de uno de los mayores y más prestigiosos diarios del mundo. Así, se ha vuelto toda una moda que desde las páginas editoriales del The New York Times se abogue por levantar al embargo económico a Cuba.

Es algo que nos da la medida de la inquietud, la presión y prioridad que ello implica, y que hace que los gobernantes castristas se empleen a fondo en esta ofensiva mediática. No se atreven a reconocer, y tampoco sus partidarios millonarios que viven en el extranjero, que la razón fundamental de tal apremio es que la existencia del régimen chavista en Venezuela está en serio cuestionamiento. Eso es lo que realmente provoca que hagan un giro en 180 grados y, paradójicamente, en el futuro pretendan ser sostenidos en el poder por su mayor adversario político.

Por esa razón llevan ya cinco semanas consecutivas en la compra y publicación de una costosísima página editorial del periódico neoyorquino. En gestiones realizadas para poder publicar unas adecuadas replicas a estos editoriales, hemos conocido que cada página editorial dominical tiene un precio de 180. 000 dólares norteamericanos.

Al hacer una simple operación sumatoria, los compatriotas que soportamos este infierno terrenal, comprobamos que hasta el presente, los castristas en el poder se han gastado en esa operación de propaganda cerca de 900. 000 dólares, y prevemos que el alud mediático sobrepasará por mucho el millón.

Este dinero es arrebatado a esa gran parte del pueblo con más agobio de necesidades, o sea a la porción más desfavorecida y explotada dentro de la presente sociedad cubana. Es en esta perspectiva dónde los gobernantes castristas se muestran claramente en relación a sus ciudadanos: con el ultraje y la indiferencia que profesaban los dueños de esclavos para sus cautivos.
Se hace esencial entender que los castristas siempre han sabido argumentar con excelencia a nombre de sus propias víctimas, y mejor aun pretender que se inquietan y hasta sufren por el porvenir de estas. La manipulación sentimental consiste en mostrarse como gobernantes muy preocupados con sus subordinados, en tanto que en la praxis cotidiana se aferran al poder político trepando sobre las espaldas de esas víctimas.

Así engañan a los hombres y mujeres de buena voluntad de este mundo, para que supuestamente ayuden a los «martirizados por los yanquis». Pero en la realidad los gobernantes castristas se apoderan y mangonean la ayuda humanitaria destinada a los cubanos de a pie, de la que estos apenas o nunca reciben algo. Por tal razón sería un craso error anular el embargo norteamericano sin que los que desgobiernan Cuba primero acepten la garantía del ejercicio de las libertades fundamentales para su pueblo cautivo.

Latest posts by Guillermo Farinas (see all)

Escribir un comentario

XHTML: Ud.puede utilizar los siguientes tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>