Publicado: Vie, 30 Ene, 2015

APLP, una piedra en los zapatos del régimen

jose_fornaris La Habana. La fundación y desarrollo de la Asociación Pro Libertad de Prensa, APLP, en medio de un ambiente político muy hostil, es la confirmación de que no existe cerco que pueda mellar  la voluntad de los hombres cuando se labora en la empresa de promover libertades.

Este 27 de enero la asociación celebra sus primeros nueve años de haber, periodo en el que se consolidó como uno de los principales grupos de apoyo al periodismo independiente cubano.

Sin embargo, las autoridades se mantienen renuentes  a legitimarla en el Registro de Asociados del Ministerio de Justicia, manteniéndola en un estatus donde actúa como una entidad no reconocida, aunque tampoco ilegal.

Pero ¿por qué impide el gobierno que un pequeño grupo de ciudadanos consuman lo que de hecho es un derecho constitucional? La negativa del régimen a coexistir con la APLP se fundamenta en la génesis de la afiliación, creada a raíz de los sucesos de la Primavera Negra como una herramienta de protección a los periodistas contra las arbitrariedades de la policía política.

Igualmente, la asociación es una manifestación opositora más, dotada de una estructura administrativa bien definida y mecanismos que regulan su funcionamiento –código de ética, estatutos y bases mínimas-. Para el estado resulta inaceptable el rol que juega aglutinando, defendiendo y capacitando a detractores de su política.

Los citatorios policiales, detenciones temporales e  intimidación a familiares, son prácticas comunes empleadas por los Órganos de la Seguridad de Estado para reprimir a los afiliados de APLP. A varios de ellos les han ofrecido importantes prerrogativas para que se conviertan en agentes o abandonen el periodismo independiente.

De todos modos, contra viento y marea el perfil de la asociación se mantiene creciendo. En los dos últimos años, gracias al apoyo financiero ofrecido por el KIC, Organización No Gubernamental –ONG- con sede en Estocolmo, Suecia, se creó una página digital que ofreció trabajo a poco más de cuarenta periodistas; se comenzó, además, la impresión del boletín mensual “Vocablo” y se realizaron dos ediciones del concurso periodístico “Papel Periódico”.

Las proyecciones para el 2015 incluyen la apertura de una academia para fortalecer el caudal de conocimientos de los periodistas, mientra se trabaja en nuevos proyectos para emplear a más periodistas y ofrecerles la posibilidad de recibir capacitación especializada impartida por ONGs internacionales.

Otros propósitos por cumplir son la apertura de una sede en la Isla de la Juventud y otra en el oriente del país, para de esa forma junto a las de La Habana y Santa Clara poseer una en cada zona del archipiélago. También se pretende poner a funcionar un grupo de apoyo a los periodistas en cada una de las sedes.

Para valorar la impronta que poco a poco va construyendo la APLP, debe saberse que de ocho fundadores el número de asociados hoy asciende a 107, una cifra que representa la casi totalidad del gremio independiente. En el periodo tres periodistas pidieron abandonar la asociación.

Aunque el gobierno cubano se empeña en no reconocerla, el reconocimiento al trabajo llega desde el extranjero, de parte de prestigiosas ONGs como es el caso de Reporteros Sin Fronteras, el Grupo de Apoyo a Periodistas de Nueva York, la Sección Interamericana de Prensa y el Instituto de Reporteros en la Guerra y la Paz, asociaciones con las cuales colabora.

Además, en un reconocimiento que a la vez significó un voto de credibilidad, en octubre pasado funcionarios del Parlamento Europeo y de la Comisión de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas, recibieron en Bruselas, Bélgica; y Ginebra, Suiza, al periodista José A Fornaris, presidente de APLP.

Durante la ocasión, Fornaris entregó en ambas instancias un informe sobre actos represivos sufridos hasta el mes de septiembre por periodistas cubanos. El canal quedó abierto para realizar la gestión periódicamente.

La asociación también realiza un informe trimestral en coordinación con la agencia habanera de prensa independiente, Hablemos Press. Este informe de igual manera tiene destino en organizaciones internacionales que velan por el cumplimiento de los derechos humanos y de expresión.

Según el último informe confeccionado por APLP y Hablemos Press, la represión política contra los periodistas disminuyó durante el trimestre evaluado, cuando se registraron menos de cincuenta actos de represión.

Escribir un comentario

XHTML: Ud.puede utilizar los siguientes tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>