Publicado: Mar, 10 Feb, 2015

¿Caimanera es asunto primordial?

Foto tomada de Internet La Habana. Cubriendo alrededor de 118 km del territorio nacional, la base naval norteamericana de Guantánamo es un viejo enclave en la isla. Fundada tras un acuerdo perpetuo con el naciente estado cubano en 1902, desde 1959 es un tema de pendiente diferendo por parte del mismo gobierno militar cubano de entonces. Su dirección ha reclamado en diversas ocasiones, aunque no de una manera semejante en energía y concentración, la devolución inmediata e incondicional de ese territorio bajo su total soberanía. Por su lado, consecutivos gobiernos norteamericanos se han negado a discutir el tema, aludiendo argumentos legales de su origen.

La crispante relación entre Estados Unidos y Cuba durante más de medio siglo no ha sido el mejor clima para que este asunto menor sea tratado con desenfado, aunque sí con frío cálculo. Pese a las crecientes iniciativas de su vecino para la normalización de las relaciones truncadas, la dirección del gobierno militar antillano utilizó la Tercera Cumbre de la CELAC (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños) para presentar esta vieja cuestión. A la par de una respetable cifra reclamada como resarcimiento por el embargo, de hecho ambos argumentos constituyen un obstáculo que tal parece traído por los pelos a esta fase de normalización. Sin embargo, pese a la aspiración del gobernante-general de lograr el apoyo irrestricto acostumbrado por toda la organización, ambos asuntos fueron excluidos de la declaración de cierre del evento.

Parece evidente que todo este agregado ha sido considerado como algo estrictamente bilateral, no un tema de soberanía latinoamericana frente a una injerencia foránea. En la confusa perspectiva continental sobre este tema (1), el caso de las islas Malvinas se va con las palmas de un mayor apoyo.

Este resultado constituye una alarmante señal para La Habana. ¿Significa que esta insólita relación con el poderoso vecino es una nueva situación política a la que no se le puede dar largas en el continente? Ni siquiera el rechazo oficial del gobierno militar cubano al uso de ese fragmento arrendado del territorio antillano como centro de detención de terroristas constituye un sólido argumento para este nuevo reclamo. Le resta validez anteriores manifestaciones públicas de apoyo con la medida, a raíz del ataque a las torres gemelas de New York, del mismo actual mandatario de Cuba, por entonces ministro de las Fuerzas Armadas.

Lo que a todas luces se indica como primordial para la nación cubana es poder comenzar a salir de una indigencia creciente y no buscar problematizar indiscutibles posibilidades de mejoría con asuntos que no son determinantes, o probables de resolver con prontitud, y que bien pueden esperar otro momento para ser discutidos.

Esta nueva perspectiva de normalización de vínculos diplomáticos y comerciales es asunto prioritario para el pueblo de la isla, de verdadera “patria o muerte”. Significa emerger de una penuria que semeja algo así como un “destino manifiesto” de la peor especie. Es más atractiva que volcarse en una delirante y agotadora campaña de las que se acostumbra en este país para intentar la devolución de un fragmento diminuto del territorio soberano a la ya más que conocida incompetente ejecutoria de las autoridades nacionales.

Son epatantes las abrumadoras esperanzas de progreso que se abren simplemente estableciendo relaciones normales con la potencia más rica del mundo. El gobierno militar fácilmente las puede descubrir anidando en rostros, expresiones y esperanzas de sus millones de subordinados civiles, marcados por el sufrimiento de toda una vida en creciente pobreza.

Notas:

  • Aun en este presente de proclamada “unidad latinoamericana”, no se conoce ninguna campaña continental por la independencia y soberanía de los pobladores de territorios franceses de ultramar en el Caribe o cercanos a Canadá, o hasta en otras posesiones británicas del área, como ocurre con una porción de las Islas Vírgenes.

Latest posts by Alexandro del Valle (see all)

Escribir un comentario

XHTML: Ud.puede utilizar los siguientes tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>