Publicado: Mar, 3 Feb, 2015

El instinto de libertad del hombre es invensible. Segunda Parte

Foto tomada de Internet La Habana. Lo menos que pensamos aquellos locos de remate que nos reunimos en el último cuarto de mi casa, un 10 de diciembre de 1987 para grabar una Mesa Redonda que sería transmitida por la emisora Radio Martí días después, fue que ese día acabábamos de abrir una fisura para que surgiera el periodismo independiente en la Cuba de Fidel Castro.

Éramos muy pocos. Apenas unas diez personas. El de la idea fue Ricardo Bofill. Rolando Cartaya servía de moderador. Cada uno de nosotros, principalmente Adolfo Rivero Caro y Rafael Saumel, expusieron sus puntos de vista sobre lo que representa la dictadura totalitaria de Cuba con relación a la Carta Magna de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas y reclamaban libertad de expresión y una sociedad democrática.

Nada en Cuba era libre. Hasta la Educación, gratuita y obligatoria, restringía el derecho de los padres a escoger una escuela afín a sus ideas religiosas y políticas.

Además, era evidente que necesitábamos una prensa libre. Recordábamos que existían en Cuba más de sesenta periódicos, veinte canales de televisión, 106 estaciones de radio independientes y decenas de revistas, boletines religiosos, etc.

En 1960, todo había sido intervenido por Fidel Castro, quien había convertido a la isla en una nación amordazada.

Que en un país como Cuba sugiera un periodismo independiente, donde todos los medios de comunicación masiva eran y son dirigidos, financiados y fuertemente controlados por el Estado, parece cosa de un milagro sobrenatural. Sobre todo con una maquinaria represiva que no permitía ni un ápice de disidencia y crítica al régimen y mucho menos de oposición.

Aquel 10 de diciembre de 1987, fue la primera vez que un grupo de cubanos, varios de ellos muy conocidos como periodistas, valoraron públicamente la situación de los Derechos Humanos bajo la dictadura de Fidel Castro. Por primera vez desde su fundación, en 1985, Radio Martí transmitía desde Cuba voces disidentes.

Meses después, puesto que el instinto de libertad del hombre es invencible, surgieron agencias de prensa, asociaciones de periodistas y nombres que no deben olvidarse como Hubert Jerez, Indamiro Restano, Raúl Rivero, María Elena Cruz Varela, Tania Quintero, Manuel Vázquez Portal, Jorge Olivera, Héctor Maseda, Vicente Escobal, Claudia Márquez Linares, Fara Armenteros y muchos otros.

Fue en enero de 1989 que Cuba contó con el primer medio independiente en 30 años de dictadura. Se trata de un sencillo zamisdat

Eran los tiempos en que no contábamos con computadoras, ni celulares. Los teléfonos de muchos de los periodistas independientes permanecían cortados por la Seguridad del Estado y el escritor y periodista colombiano Gabriel García Márquez, tal como aparece en el prólogo del libro Un encuentro con Fidel, en 1988, del periodista Gianni Miná, define la prensa oficialista así: ¨Más parece hecha para ocultar que para difundir¨.

La prensa independiente cubana, cuyo mayor desarrollo ocurrió a partir de los años noventa del siglo pasado, puede catalogarse como algo novedoso en la historia de las dictaduras totalitarias. Ni siquiera la desaparecida URSS contó con un movimiento similar.

Las semillas para que surgiera su robusto árbol, fueron muchas. No importa que en algún momento alguien lo viera torcido, porque cuatro o cinco oportunistas se pasaran a última hora a las filas de la policía política. El árbol, más fuerte que nunca, ni siquiera cayó al suelo en abril del 2003, cuando numerosos colegas fueron condenados a largos años de cárcel por orden de Fidel Castro y su draconiana Ley 88 o Mordaza, utilizada precisamente cuando en Bagdad para opositores pacíficos y periodistas que escribían con sinceridad sobre la realidad cubana.

Después de aquellas bárbaras condenadas, un valiente grupo de periodistas independientes, continuó la tarea de los que permanecían en las prisiones, a través de la Agencia CubaNet, bajo la dirección de Rosa Berre.

Han transcurrido casi treinta años y la prensa independiente hoy está más fuerte que nunca y goza, gracias a la llegada de la era digital, de un dinámico flujo de información.

La mayoría de los periodistas, unos 111 en total, todos en activo y agrupados en numerosas agencias de la Isla, se han integrado a la Asociación Pro Libertad de Prensa, fundada en 2006 y presidida por José Antonio Fornaris, uno de nuestros más antiguos y valiosos colegas.

Al calor de este movimiento, que crece cada día más, se destacan numerosos blogueros con millones de entradas a sus sitios. Generación Y, por ejemplo, que comenzó en marzo de 2007, dirigido por Yoani Sánchez y Reinaldo Escobar, gracias a sus éxitos, ha podido convertirse en el periódico 14 y medio, con más de veinte periodistas, muchos de ellos jóvenes.

 

Displaying 1 Comments
Have Your Say
  1. Nuestra Hermana Fara Armenteros, fallecio en 12 de Diciembre en La Habana, Dios la tenga en la Gloria, amen.

Escribir un comentario

XHTML: Ud.puede utilizar los siguientes tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>