Publicado: Mar, 17 Mar, 2015

Intelectuales en el periodismo

Jorge Manach, Foto tomada de Internet Discurso homenaje por los 50 años del periódico El Mundo.

“La prensa no representa sólo el matiz del momento electoral, sino que representa el matiz de la cotidianidad. Recoge la mirada ávida de la población,

de la conciencia ciudadana que se va clavando día a día en el correr del tiempo histórico; va pulsando a cada momento el sentir popular, y por eso está siempre en condiciones de colaborar con los organismos del Estado para recordarle qué matiz, qué desviación, qué rectificación o qué corroboración muestra la opinión pública en cada momento…

Que no se diga que no siempre cumple la prensa ese deber: tampoco los Congresos lo cumplen siempre. Estamos hablando de moldes ideales de las instituciones; de aquello que las instituciones quieren y deben ser. No podemos empequeñecer nuestro concepto de estas cosas rebajándolas a la minucia y a la peripecia de la falible condición humana. Congresos hay buenos, malos y eminentes; periódicos hay que saben conducirse como deben hacerlo, y periódicos que, en cambio, le venden su alma al diablo…

Esta afinidad, señores, que la prensa tiene con el mecanismo legislativo y con el poder político en general, explica algo a que importa mucho aludir siquiera esta noche, y es la inevitable pluralidad de opiniones, de matices, de actitudes, de convicciones y de principios que se reflejan en el periodismo, al igual que en la política de una democracia. Estoy cada vez más convencido de que lo que constituye de hecho y en la vida práctica la esencia del vivir democrático, no es la fórmula, generosa y magnífica, pero acaso un poco astral, que reza: ”Gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo”… Porque, desgraciadamente, estas preposiciones “de”, “con” y “por” se prestan, como lo hemos visto, como lo estamos viendo cada día, a los más diabólicos trastueques. Lo que constituye realmente, en la práctica, la democracia de que algunos pueblos blasonan y que en realidad no tienen, es la pluralidad de las opiniones.

No hay democracia donde no hay pluralidad de partidos. No es democracia la que presume de acción “por” y “para” el pueblo, lo hace en nombre de una sola entidad política, de un partido único; no es democracia la que se basa en un soberbio entronizamiento de poder contra las más cardinales exigencias del espíritu humano y su afán natural de libertad. Pues el hombre es por naturaleza criatura limitada, y como tal sujeta inevitablemente al error. Lo democrático es admitir siempre la posibilidad de que estemos equivocados y de que sean otros quienes estén en la verdad. Y un régimen que no consienta la existencia de la minoría, que no deje margen para la posible verdad del adversario, es un régimen esencialmente soberbio en el orden moral, y despótico en el orden político.

Así como tiene que haber pluralidad de partidos, así también en el orden periodístico ha de haber variedad de órganos de expresión. No se concibe una democracia en que no hubiera más que un solo periódico, cuya camarilla interna dictara el modo de interpretar los asuntos públicos. Tiene que haber diversidad de periódicos como de conciencias. En lo técnico, periódicos ágiles e impresionistas y periódicos graves y ponderados; en lo doctrinal periódicos ávidos de futuro y periódicos conscientes de la responsabilidad profunda de la tradición; periódicos de derecha, de izquierda y de centro… ¡Qué bien se palpaba la democracia francesa, por ejemplo, cuando en mis tiempos oía yo vocear en París L´ Humanité, el periódico comunista, y Acción Francesa, el periódico “royalista” de Maurras!… Para poder marchar físicamente, necesitamos de la resistencia del suelo, porque si no, nos deslizaríamos y caeríamos. Así también para la buena marcha histórica le es necesario a los pueblos no sólo el ímpetu, sino también cierto grado de resistencia… Por eso decía Martí que los pueblos han menester a la vez del freno y la caldera.”

Jorge Mañach
1951
Fuente: Bohemia, año 52, no. 52, La Habana, 10 enero 1960, pp. 40 y 90.

Escribir un comentario

XHTML: Ud.puede utilizar los siguientes tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>