Publicado: Mar, 2 Jun, 2015

Enhorabuena

Esta entrada también está disponible en: Inglés

Víctimas del Remolcador La Habana. Hace casi 18 años, mientras esperaba con mi televisor ante el taller de reparaciones de equipos electrónicos de la barriada de Altahabana, un individuo se me acercó, y aparentemente, sin ton ni son, comenzó a hablarme de la Base Naval de Guantánamo y de los Estados Unidos.

Este sujeto, que luego supe se nombra Fernando Correa, aseguró que si la base no era devuelta al cumplirse cien años (2003) de estar bajo la bandera estadounidense, se tomaría por la fuerza.

Dijo que Estados Unidos era un enemigo muy poderoso y que para luchar contra él era necesario emplear cualquier método. Y a los efectos aseveró: “Esos incendios que se están produciendo en la Florida son un ensayo de todo lo que podemos hacer contra ellos. Mucha de la gente que va para allá se les manda para que estén allí en el momento de actuar contra ese país.”

Casi al final de su diálogo amenazador, este personaje narró que había estado en Vietnam, después de terminada la guerra, al frente de una brigada de reparación de puentes, y que al momento de derrumbarse la Unión Soviética existía la idea de crear, en los países comunistas, la categoría de obreros vanguardias internacionales.

Al preguntarle, ¿entonces usted es constructor?; respondió: “Sí, pero también soy coronel de la Seguridad del Estado”

Cualquiera sea la justificación, cuando se provocan incendios por motivos políticos, eso es terrorismo.

Hace un tiempo entrevisté a un ex comandante del Ejército Rebelde, Fidel Castro le dio los grados en acto público el 28 de enero de 1959, que le faltaba una mano y las dos piernas; quedó mutilado cuando le explotaron las dos bombas que iba a colocar entre dos viviendas habitadas de la ciudad de Artemisa. Él aseveró: “Esta revolución se hizo a base de terrorismo.”

Esa aseveración es muy difícil de descalificar porque es de extenso conocimiento que los revolucionarios al mando de Castro para llegar al poder colocaron bombas en disímiles lugares públicos, asesinaron policías ante la puerta de sus hogares, secuestraron deportistas extranjeros, perpetraron infinita cantidad de sabotajes contra el sistema ferroviario y eléctrico del país, y en general contra el basamento económico de la nación.

Pero desde el poder el terrorismo continuó; y la gradación ha ido desde miles de fusilamientos por cuestiones políticas, hasta crueles “actos de repudio” contra opositores pacíficos y el asesinato de 42 personas, once de ellas niños, en el hundimiento de un remolcador para impedirle llegar a costas de la Florida.

Sin embargo, este jueves Estados Unidos sacó a la isla de la lista de Estados Patrocinadores del Terrorismo. Enhorabuena. Ojala que eso sirva para que en Cuba los viejos terroristas anquilosados en el poder, entreguen frutos menos amargos.

josefornaris@gmail.com

José Antonio Fornaris

Periodista independiente. Presidente de la Asociación Pro Libertad de Prensa (APLP)

Latest posts by José Antonio Fornaris (see all)

Escribir un comentario

XHTML: Ud.puede utilizar los siguientes tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>