Publicado: Mar, 23 Jun, 2015

Cuba fue un país de periódicos y revistas libres

Esta entrada también está disponible en: Inglés

IMG_0412 La Habana. Puede decirse, sin lugar a dudas, que Cuba disfrutó de una verdadera prensa por más de ciento setenta y seis años. A partir de 1959, con el inicio de la dictadura castrista, Fidel Castro decidió reducir al máximo sus medios de comunicación masivos, para controlarlos mejor a través de su equipo gobernante y dedicarlos por entero como propaganda de su régimen.

Ese año, por primera vez en su historia, Cuba dejó de ser un país de periódicos y revistas libres. Hoy, aquellos que se cuestionan la ineficacia del gobierno, no tienen voz en ninguno de sus pocos medios periodísticos.

El 22 de noviembre de 1782, cuando la población cubana apenas alcanzaba los 172 mil 620 habitantes, se fundan, según datos del Archivo Nacional, los dos primeros periódicos de Cuba: La Gazeta de la Habana, y El Pensador.

A partir de entonces, proliferan los periódicos y las revistas y comienza el desarrollo de la imprenta. También por esos años puede verse, gracias al libre comercio que existía entre La Habana y los puertos norteamericanos, un progresivo auge económico.

Sin embargo, según investigaciones del Instituto de Literatura y Lingüística, no fue hasta el 24 de octubre de 1790 que Cuba contó con un órgano de prensa considerado de gran valía y que llegó hasta el siglo XIX: Papel Periódico de la Havana. En él, todo lo que se publicaba era a través de seudónimos o bajo anonimato, algo usual para la época. Sus autores, verdaderos representantes de la burguesía criolla en ascenso, fueron nada menos que Tomás Romay, José Agustín Caballero, Manuel de Zequeira y muchos otros.

En este mismo periódico, el doctor Julio Le Riverend nos hace saber que en aquella prensa, quedó reflejada no sólo la economía de la época, sino además el ambiente cultural que comenzaba a florecer en la capital, como consecuencia de la política de Carlos III.
Para esa fecha y pese a que la isla aún tenía una exigua población, hubo una verdadera explosión de periódicos y revistas en la capital y en el resto de las provincias, verdaderas joyas de nuestro patrimonio cultural, algo que demostraba el crecimiento económico del país.

Incluso puede decirse que, con sus altas y bajas, puesto que el gobierno español aprobaba o desaprobaba leyes de libertad de imprenta según la ocasión, aparecieron medios de prensa que llamaban la atención por sus nombres y por sus velados ataques al régimen colonial.

Estos periódicos fueron Robespierre Habanero, El Regañón de la Habana, El Tío Bartolo y el Sabelo Todo Habanero.
Es bueno señalar que en 1846, desde las páginas de un periódico matancero, Cirilo Villaverde nos hizo saber que ¨asomó la aurora de 1830 y se abrió para Cuba la memorable era periodística¨. Se refería a la prensa obrera, con el semanario La Aurora -1865-1868-, que trataba sobre asuntos laborales, relacionados con los trabajadores tabacaleros y otros. También a la prensa cubana, nacida en Estados Unidos, la que pudo desempeñar un papel muy beneficio en los planes de independizar a Cuba del yugo español. Su principal exponente fue Patria, fundada en 1892 por nuestro Apóstol.

Por esa fecha, el poeta Julián del Casal, bajo el seudónimo de El Conde de Camors, miembro de la Redacción de La Habana Elegante, usó sus excelentes crónicas para criticar el mandato de los máximos representantes de España, a veces de manera velada y otras de forma más abierta, lo que ocasionó que fuera cesanteado de su empleo.

Para terminar, es bueno señalar que los diversos movimientos liberales de 1800 en adelante posibilitaron la libertad de expresión del pensamiento, al ponerse en vigencia la constitución liberal y decretarse la liberad de imprenta. Es por eso que 1812 marca el desarrollo de una serie de publicaciones políticas, que continuaron en ascenso hasta 1959, cuando todas las imprentas del país cayeron en manos de la dictadura castrista y Cuba dejó de ser un país de periódicos y revistas libres.

Escribir un comentario

XHTML: Ud.puede utilizar los siguientes tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>