Publicado: Mar, 30 Jun, 2015

El primer periódico independiente y anexionista de Cuba

Esta entrada también está disponible en: Inglés

facciolo busto La Habana. Cuba no fue de las primeras colonias americanas que en sus primeros años contó con un avance cultural en la sociedad. Sólo a partir del 11 de marzo de 1820, cuando en España se proclamó la libertad de imprenta, los cubanos, que aún no sumaban un millón de habitantes, recibieron un gran impulso a sus conocimientos a través de la producción de libros, folletos, revistas y periódicos, producidos en imprentas privadas.

De esa forma, el 13 de junio de 1852 y en las mismas narices de las autoridades españolas, aparece el primer periódico independiente y anexionista de Cuba, La Voz del Pueblo Cubano, escrito y confeccionado por el joven periodista Eduardo Pacciolo Alba -1829-1852-.

Pacciolo Alba, hijo de españoles, había nacido en el poblado habanero de Regla. Influenciado por las ideas anexionistas de la época y muy amigo de una familia de norteamericanos vecinos suyos, llegó a pensar en el beneficio que recibiría la isla al anexionarse a los Estados Unidos, ya en vías de gran desarrollo.

El periódico clandestino La Voz del Pueblo Cubano pudo lanzar dos mil ejemplares por cada una de sus tres primeras tiradas. Tan importante fue este hecho que la prensa norteamericana le dio una gran acogida en sus grandes medios de prensa, mientras que los españoles, sorprendidos, no comentaban nada en los nacionales de Cuba, todos bajo su control.

Por muchas precauciones que tomó el joven Pacciolo –cambios de direcciones y una gran discreción- el 23 de agosto, fue sorprendido por las autoridades del gobierno español, mientras imprimía el cuarto número del periódico, que por supuesto, fue destruido por la guardia española.

Condenado a muerte el joven de apenas 23 años, a los pocos días se le aplica la pena de muerte, el 13 de septiembre, pese a que no sólo su madre, sino además personalidades criollas, solicitaran el perdón.

Los españoles, renuentes a perdonar al rebelde periodista, expusieron que se trataba de un castigo que se hacía ¨como escarmiento¨, ante la posibilidad de que pudiera repetirse.

A partir de ese día, Eduardo Pacciolo Alba es considerado el primer mártir del periodismo independiente de Cuba, dando inicio así a la mejor tradición de nuestra prensa clandestina contra malos presidentes y contra tiranos.

En Estados Unidos, según se ha recogido en los anales de nuestra historia, también proliferó la prensa independiente cubana. Numerosos periódicos se destacaron, unos de tendencia anexionista y otros a favor de la independencia. Por sólo citar a algunos, recordemos La Verdad, redactado por Miguel Teurbe Tolón, así como El Cubano, El Cometa, El Filibustero, El Eco de Cuba, La Crónica y otros, todos editados en Nueva York.

No cabe duda alguna de que Estados Unidos era y es el país al cual los cubanos han acudido en momentos de graves problemas de la Nación.

Nuestro Apóstol vivió una gran parte de su vida en Norteamérica y su labor periodística y política se desarrolló mayormente allí.
El mismo Fidel Castro, con todo y su pensamiento antiimperialista, acudió a la prensa norteamericana durante sus meses de accionar guerrillero. En espera de recibir apoyo político desde el exterior, aceptó entrevistarse por destacados reporteros de agencias altamente reconocidas y envió en varias ocasiones a personas de su confianza, como Haydee Santamaría y otros, a ciudades de La florida en busca de ayuda financiera.

Escribir un comentario

XHTML: Ud.puede utilizar los siguientes tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>