Publicado: Mar, 23 Jun, 2015

Magazine Play Off: ¿la punta del iceberg?

Béisbol nacional La Habana. En marzo pasado irrumpió en la red de redes una nueva propuesta digital de la maquinaria propagandística oficial, el Magazine Play Off. La publicación, que se entroniza desde la portada como “La Revista del Deporte Cubano”, cada mes “cuelga” en el ciberespacio una nueva entrega compuesta por reportajes, análisis y entrevistas imposibles de hallar en los espacios impresos que factura el periodismo deportivo nacional.

En sí la revista es un convite a paladear, de manera general, esos temas aguzados que para los lectores intramuros tienen el cuño de la censura. Harold Iglesias, Yasiel Cancio y Michel Contreras, son autores habituales que acercan con una visión desemponzoñada al desconocido ir y venir de atletas nacionales que abandonaron el país y hoy visten franelas profesionales del más alto nivel mundial. A la vez, sacan a relucir los criterios futuristas de exponentes que militan en el patio pero que miran con ambición la posibilidad de probar suerte en los circuitos profesionales.

¡Enhorabuena por la nueva propuesta! Aunque ya en los últimos tiempos funcionan algunos sitios digitales del estado que ofrecen pinceladas inquisidoras en relación a situaciones vinculadas sobre todo, a temáticas de orden económico y social. De hecho, por orientación del círculo de poder gobernante, la prensa debe jugar un papel literalmente revolucionario en el proceso de reanimación propuesto en los Lineamientos del Partido Comunista de Cuba –PCC-.

Aun así de sobra es conocido que las libertades tienen normas cortas por acá, de modo que siempre llama la atención la línea editorial de Play Off. Nunca antes ninguna publicación de orientación oficial se había atrevido a poner en pedestal de héroes a desertores tantas veces vilipendiados por la nomenclatura del Instituto Nacional de Educación Física y Recreación, INDER, además de la prensa especializada.

Pero especialmente, genera más dudas que plácemes el hecho que sea el propio régimen quien financie proyectos de este tipo. Más que una tendencia de cambio, parece una jugarreta para contrarrestar las usuales críticas que en Internet se realizan contra la monopolización y censura de contenidos informativos por parte del Estado.

Sin embargo, los ajustes de la revista se quedan a medias en el propósito de levantar en el contexto internacional, una imagen demostrativa de balance informativo como estereotipo acogido por la prensa criolla. El éxito de la encomienda queda comprometido ante la competencia de las innumerables páginas que sí hurgan a fondo en los temas que se abordan.

De manera general la lógica sencilla indica que no hay intención de bien común en la entrega del Magazine, porque menos del 10 por ciento de los cubanos que viven en la isla tienen acceso al espacio virtual, y de esa baja representación gran parte son funcionarios estatales o son usuarios que se conectan desde servidores nacionales cuyo funcionamiento se encuentra sujeto a políticas de secretismo.

Redundando en la afirmación anterior, para que estuviera al alcance de todos, necesariamente tendría que haber visto la luz en formato impreso. A diferencia de múltiples manifestaciones, llámese política, cultura, humor, entre otras tantas más, el periodismo deportivo del país no posee una publicación impresa del calibre de Play Off. Entonces, ¿cuál sería la problemática que impide confeccionarla de modo que, antes que nada, se encuentre a disposición de los ávidos lectores del género?

La leve integridad semántica que ofrece, advierte que no está diseñada para comenzar cambios estructurales en la forma de practicar el periodismo. Claramente, bajo la etiqueta de publicación deportiva, responde a puntualidades políticas del régimen. Al fin y al cabo, el deporte, junto a la cultura, forma parte de uno de los discursos más añejos utilizados por el gobierno para mantener el pensamiento popular alejado de las penurias económicas.

La concepción de Magazine Play Off tiene carácter de válvula de escape, un mecanismo comúnmente utilizado por la dirigencia castrista para lidiar con situaciones delicadas.

Mientras tanto, el cubano promedio que descubre la revista gracias a los famosos paquetes, se asoma con asombro a los hasta ahora prohibitivos comentarios. Algunos, ilusionados, comentan que se trata de la punta del iceberg, una propuesta que marcará el inicio de lo que normalmente hace la prensa de cualquier parte del mundo: informarlo todo y en toda la dimensión.

Displaying 1 Comments
Have Your Say
  1. Lourdes dice:

    Considero que no necesariamente por tener buena calidad el material presentation tanto en publicidad como tecnologia significa que tenga un “background” comunista, significa que cuba tiene personas muy preparadas,capacitadas y que aprovechan la oportunidad que tienen para desarrollar sus talentos y expandir sus conocimientos. Sin mas apoyo a todo el que teniendo una oportunidad, sanamente trabaje para crecer y hacer su trabajo con calidad. Sigan adelante con la revista deportiva ” Play Off”.

Escribir un comentario

XHTML: Ud.puede utilizar los siguientes tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>