Publicado: Mar, 28 Jul, 2015

Gastón Baquero

Esta entrada también está disponible en: Inglés

Foto tomada de EcuRed200px-Baquerok La Habana. José Gastón Eduardo Baquero Díaz nació el 4 de mayo de 1914 en Banes, Holguín. Fue uno de los periodistas insignes de la República cuando a través de sus artículos en el “Diario de la Marina”, logró con su prosa, su poesía y su pensamiento alcanzar el estatus de intelectual.

No nació en cuna de oro, al contrario. Desde su más tierna infancia allá en Banes lo rodeó la extrema pobreza, al extremo de sólo asistir a escuelas nocturnas para pobres, pues de día vendía en la vía pública dulces de manufactura casera hechos por su madre.

Tuvo que ser su padre quien lo trajera a La Habana a los trece años, donde termina la primaria, el bachillerato e ingresa en la Universidad de La Habana. Obtiene el título de ingeniero agrónomo y químico azucarero. Pero resuelto abandonó estas profesiones para dedicarse por entero a la literatura y al periodismo.

Como profesional del periodismo comenzó a trabajar en el diario “Información” a partir de 1944. Posteriormente pasó al “Diario de la Marina” y desde 1945 hasta 1958 se desempeñó como redactor jefe y comentarista cultural de esa publicación a través de dos secciones fijas: “Panorama” y “Aguja de marear”.

Junto a autores de renombre como José Lezama Lima, Eliseo DiegoVirgilio Piñera, Vitier, Fina y Lorenzo García Vega, fue miembro del Grupo “Orígenes, título homónimo de la revista.

Para finales de la década del 40 y durante los años 50 despliega una intensa actividad vinculado a la cultura cubana, y como representante de esta en el exterior. En este período se destaca su labor como articulista. Sus ensayos periodísticos y editoriales lo ubican entre los más destacados periodistas de la prensa cubana.

Baquero fue miembro correspondiente de la Academia Nacional de Artes y Letras. Ganó reputación como intelectual, a causa no solo de su poesía, sino también por los trabajos suyos que aparecían con regularidad en la prensa.

Ocupó el cargo de vocal de la Asociación de la Prensa. Obtuvo varios premios periodísticos, entre ellos el Justo de Lara. En 1948 se le otorgó el Primer Premio Juan Gualberto Gómez, en la categoría de Artículo o Crónica.

Pero también Gastón Baquero participa en la vida política de Cuba apoyando el golpe de estado de Fulgencio Batista y aceptando el cargo de senador en el Consejo Consultivo creado por Fulgencio Batista después del golpe de estado del 10 de marzo de 1952. Ese cargo era subvencionado por la tiranía con 16 mil pesos mensuales.

Pero nuestra actual Dictadura no podía dejar fuera a Gastón Baquero. No podía ser olvidado alguien capaz de escribir un poema como “Testamento del Pez”.

El pasado 4 de mayo se cumplió el centenario de su natalicio y el alto mando de la cultura cubana tuvo a bien sacarlo del cesto de la basura (reciclarlo) y realizar una excelente compilación de algunos de sus escritos al calor del periodismo cultural que también califican como ensayos. El libro lleva por título “Una señal menuda sobre el pecho del astro” y en estos momentos se está vendiendo en todas las librerías de La Habana.

No creo que se haya hecho hasta ahora una ingente labor tan enciclopédica como este libro donde podemos transitar junto a Gastón por toda la cronología de su vida, fecha por fecha. Sólo me queda felicitar al prologuista y cronologista de este libro, el Sr. Remigio Ricardo Pavón, y al equipo de personas que lo ayudaron.

Este libro queda desde ya como una fuente obligada de consulta sobre la vida y la obra de Gastón Baquero, sin que importe demasiado el hecho de que lo botaran de Cuba. Los tiempos cambian, y los gobiernos también.

Gastón tuvo que marcharse de Cuba en el año 1959 escoltado por tres embajadores acreditados en La Habana y tomar un vuelo rumbo a Madrid, donde el régimen de Francisco Franco lo acogió y le proporcionó empleo.

En España fue bien recibido por el régimen de Franco, que le consiguió empleo. Laboró durante algún tiempo en el Instituto de Cooperación Iberoamericana e impartió cursos de historia y literatura de América Latina en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, de Santander, y en el Instituto de Cultura Hispánica de Madrid. Trabajó durante décadas en la emisora Radio Exterior de España. Luego retorna a la poesía y al pensamiento literario.

El Tribunal Revolucionario de la incipiente dictadura cubana lo expulsó en 1960 del Colegio Nacional de Periodistas por su colaboración con la tiranía de Fulgencio Batista.

Falleció en Madrid, el 15 de mayo de 1997, a los 81 años.

Su obra ha sido traducida a diversas lenguas como el inglés, el francés, el italiano, el polaco, el alemán y el griego.

cartasaleandro@correodecuba.cu

Latest posts by Ramon Diaz Marzo (see all)

Escribir un comentario

XHTML: Ud.puede utilizar los siguientes tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>