Publicado: Vie, 25 Sep, 2015

Escritor y periodista

Esta entrada también está disponible en: Inglés

Imagen tomada de Internet. La Habana. Un hilo muy fino divide al escritor del periodista. Ernest Hemingway  consiguió llevar ambos oficios a planos universales.

Nacido en Oak Park, Illinois, el 21 de julio de 1899, es considerado el “Dios de bronce de la literatura norteamericana”, aunque primero cultivó el periodismo, cuando en su último grado de Secundaria tomó un curso impartido por Fannie Biggs, y al terminar la escuela fue a trabajar de reportero al Kansas City Star.

En 1918, durante la Primera Guerra Mundial, marchó al frente italiano como conductor de ambulancias, donde resultó gravemente herido. Al regresar a casa colaboró activamente con el periódico Toronto Star y fue editor asociado de la revista Cooperative Commonwealth, donde conoció al novelista Sherwood Anderson.

En 1921 se casó con Hadley Richardson, la primera de sus cuatros esposas. Ese año fue enviado a París como corresponsal extranjero. En veinte meses presentó ochenta y ocho artículos al Toronto Star, cubrió la guerra greco-turca, fue testigo de la quema de Smyrna, y escribió muchas crónicas de viajes. Pero mientras viajaba a Ginebra, su esposa perdióla maleta en la estación París-Lyon, con todos sus manuscritos, y Hemingway tuvo que comenzar de cero.

En París disfrutó la amistad de escritores famosos que lo ayudaron en su formación: Eras Pound, Gertrude Stein, Francis Scott Fizgerald, John Dos Passos, y los pintores Pablo Picasso, Joan Miró y Juan Gris.

Cuando publica su novela Fiesta, su matrimonio con Hadley estaba mutilado, debido a la cercanía de Pauline Peiffer, una mujer rica con la que se fue a vivir a Cayo Hueso. Allí trabajó en su novela Adiós a las armas, alternando la escritura con safaris y viajes. Recolectó material para La verdes colinas de África, La nieves del Kilimanjaro y La breve vida feliz de Francis Macomber.

En 1934 compró un barco que llamó Pilar y comenzó a navegar por el Caribe. Lo fascinó Cuba, donde en 1935 escribió Tener y no tener, su única novela de la década del 30. En 1939 se separó de Pauline para casarse con Marta Gellhorn, destacada periodista que según los biógrafos “nunca se ocupó de él como lo hicieron otras mujeres”, aunque lo inspiró a escribir su obra más famosa: Por quién doblan las campanas, un alegato sobre sus vivencias en la Guerra Civil Española.

En 1940 compra por 18 000 dólares Finca Vigía, extensión de 60 000 metros cuadrados en las afueras de La Habana. Participa activamente en la Segunda Guerra Mundial, de corresponsal para importantes periódicos, y coronel por cuenta propia al frente de un grupo de milicianos aventureros que lo seguían a todas partes. Estuvo presente en el desembarco de Normandía. Entró primero que las tropas regulares a París, tomando con sus milicianos el hotel Ritz.

En 1948 se casó con Mary Welsh. Además de viajar y cazar se ocupó seriamente de escribir novelas, pero contrajo varias enfermedades, sufrió dos accidentes de avión, con varios discos intervertebrales agrietados, una ruptura hepática y fractura de cráneo. Y en un incendio forestal sufrió quemaduras de segundo grado en las piernas, el pecho, cara, manos y antebrazos, sucesos que precipitaron su deterioro físico. Hemingway, que había sido un alcohólico durante gran parte de su vida, bebió más de lo habitual para combatir el dolor de las heridas.

En 1953 recibe el premio Pulitzer por su novela El viejo y el mar, escrita en Cuba, sobre la vida de los pescadores de Cojímar. Al año siguiente la academia sueca le otorga el premio Nobel de Literatura, por el legado de su estilo, una influencia decisiva para los escritores que vinieron después.

En 1959 se marcha de Cuba disgustado por las amenazas de la naciente revolución de intervenir las propiedades extranjeras. Luego de la invasión de Playa Girón, en 1961, Finca Vigía fue expropiada por el gobierno cubano, incluyendo su colección de seis mil libros y decenas de cuadros valiosos.

Muy enfermo y sometido a erróneos tratamientos con electroshock en la clínica de los hermanos Mayo, se suicidó el 2 de julio de 1961 en su casa de Ketchum, con su escopeta de caza, dejando a la posteridad la sencillez y fuerza de una prosa vigorosa, compuesta de frases esqueléticas que ofrecen una realidad multifocal. Su teoría del iceberg, de la omisión, la sintaxis carente de oraciones subordinadas, y la puntuación interna a favor de oraciones declarativas cortas.

Luego de su muerte no solo su obra, también los detalles de su vida se convirtieron en un medio de explotación: “la Industria Hemingway”. Proliferaron por todo el mundo los restaurantes Papa´s y los bares Harry´s. Una línea de muebles Hemingway fue promovida exitosamente por su hijo Jack. Montblanc ofrece una pluma estilográfica con su nombre, así como una famosa línea de ropa de safari.

Actualmente existe un Festival de Imitaciones de Hemingway, creado en 1977 como reconocimiento público a su influencia. Los ganadores son premiados con un viaje a “Harry Bar”, en Italia. Y un planeta menor descubierto en 1978 por la antigua Unión Soviética, fue denominado 3656 Hemingway, para honrar la memoria de este escritor y periodista, paradigma de dos oficios que aunque separados por un hilo muy fino, no todos pueden desempeñar a la vez con acierto.

Frank Correa

Frank Correa es periodista independiente y miembro de APLP

Latest posts by Frank Correa (see all)

Escribir un comentario

XHTML: Ud.puede utilizar los siguientes tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>