Publicado: Mar, 20 Oct, 2015

El nuevo periodismo de Wolfe

220px-Wolfe_at_White_House El Cuarto Poder, como gustan los intelectuales, magistrados y estadistas llamar a la Información, tuvo su nota más alta en el Nuevo Periodismo, hacia la primera mitad de la década del sesenta, un hecho que convulsionó el panorama literario norteamericano y mundial.

Con el antecedente de Truman Capote y su no ficción literaria, es el estadounidense Tom Wolfe el iniciador del Nuevo Periodismo y escribió un libro con ese título para analizar y explicar este fenómeno que él exige en bautizar como ¨artístico¨. En uno de sus ensayos cuenta como el Nuevo periodismo ¨arrebata el poder a la esterilizada y agonizante Novela y se convierte en el género literario más rico de la época¨.

¨Los nuevos periodistas, ante la incapacidad de los novelistas para enfrentarse al cambio vertiginoso experimentado por la sociedad mundial, se adueñaron de los locos años sesenta, obscenos, tumultuosos, mau mau, empapados de droga, rezumantes de concupiscencia¨.

En su libro El Nuevo Periodismo Wolfe ilustra su tesis: ¨los nuevos periodistas retomaron la tradición de la gran novela realista de siglos precedentes¨, y para demostrarlo añade una antología de textos donde aparecen pioneros del Nuevo Periodismo, como Rex Reed, Terry Southern, Nicholas Tomalin, Bárbara L. Goldsmith, Norman Mailer, Joe McGninnis, John Gregory Dunne y el propio Wolfe.

Una acotación que no debemos desechar es que la mayoría de las obras paradigmáticas del estilo Nuevo Periodismo, se publicaron en revistas, y que tuvo muchos seguidores y detractores. Wolfe siempre defendió la teoría que ¨los nuevos periodistas eran herederos de Dickens y Balzac, no de Pulitzer o Hear¨.

La nueva era envuelta en revoluciones y movimientos sociales, encontró en la juventud, sobre todo en la hippie, un caldo de cultivo ideal para que los nuevos periodistas asombraran al mundo contando la realidad que los periódicos tradicionales no publicaban, entonces como reacción comenzaron a llamarle ¨contracultura¨.

Pero es un hecho innegable que lo mejor que se leyó desde mediado de siglo pasado, a partir del enfoque de estilo y técnicas literarias añadidas, salieron de las plumas de los nuevos periodistas. Ahí están La Dolce Viva, de Bárbara L. Goldsmith, Beth Ann y la macrobiótica, de Robert Christagau, La izquierda exquisita maumando al parachoques, de Wolfe, y sus novelas de ficción, con su punto culminante en Ponche de ácido lisérgico, calificada por los críticos como ¨obra maestra de la novela de no ficción¨ y que el New York Times apreció como ¨Un libro asombroso. Es al movimiento hippie lo que Los ejércitos de la noche, de Norman Mailer, fue para los movimientos de protestas contra la guerra de Viet Nam¨.

En Ponche de ácido lisérgico, publicado por Straus and Giroux, Inc. 1968, y reeditado varias veces por Anagrama, Wolfe narra la vida bohemia de los años sesenta en San Francisco, y a Ken Kesey, autor de Alguien voló sobre el nido del Cuco, que ha reunido a su alrededor a los bromistas, una desmadrada corte de jóvenes radicales embarcados en novísimos proyectos de vida. Que recorren Estados Unidos de costa a costa en un autobús que conduce Neal Cassady, (el mítico Moriarty de En el camino, de Kerouac, venerado por Allen Ginsberg, y por algunos de los mejores espíritus de su generación), y celebran la vida, el éxtasis orgiástico, las drogas que abren las puertas a la percepción, y tienen las fuerzas del orden y del FBI en sus talones.

Wolfe, quien es un personaje más en este reportaje novelado, da atisbos de su presencia en la trama utilizando recursos de la literatura de ficción: monólogos interiores, diálogos y múltiples planos y puntos de vistas, que combina con técnicas del periodismo: la investigación exhaustiva, la entrevista minuciosa, el gusto por la ¨exclusiva¨ y un ojo agudísimo para el detalle revelador, que dieron como resultado un espléndido Ponche de ácido lisérgico, obra paradigmática del Nuevo Periodismo, un estilo que depuró al periodismo de la hojarasca y la frivolidad de la noticia. Y que a los novelistas los conminó a apurarse y evolucionar hacia una novela informativa, mejor concebida y más obligadacon los Nuevos Tiempos.

 

 

 

 

Frank Correa

Frank Correa es periodista independiente y miembro de APLP

Latest posts by Frank Correa (see all)

Escribir un comentario

XHTML: Ud.puede utilizar los siguientes tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>