Publicado: Dom, 25 Oct, 2015

Recuerdos de un lector

Esta entrada también está disponible en: Inglés

Revista Bohemia La Habana. Emma Pérez González Téllez Murcia, España. Hija de un militar español y una cubana, vivió y cursó sus primeros estudios en Santa Clara. Graduada de Pedagoga en la Universidad de La Habana. Poeta y Periodista.

Entre los grandes periodistas que hacían de la Revista Bohemia la mejor publicación semanal no solo de Cuba, sino de toda Hispanoamérica, se contaba Emma Pérez, autora de De Ud También Diremos Algo, extensa sección, de tres a cuatro páginas, donde se ocupaba de temas culturales de actualidad internacional, desarrollados con amplio dominio de sus asuntos y el ameno tono conversacional que le era propio.

Como sabemos, el tema principal de la publicación era la vida política del País, y se concentraba en la afamada sección En Cuba, de la que se han publicado en los últimos años varios tomos entre nosotros. Sin embargo, el trabajo de Emma, sobradamente merecedor, no ha sido reeditado.

Adolescente ávido, encontré en sus líneas las primeras referencias al teatro contemporáneo, desde O´Neil hasta Virgilio Piñera, George Bernard Shaw, Antón Chejov y el resto de los grandes escritores rusos del siglo XIX. Yo en general entendía poco, pero iba enterándome, y eso era importante. Emma no era pedante ni didáctica, pero instruía. Me parece que fue en sus páginas donde tuve la primera noticia de casi todas las grandes figuras del mundo occidental.

Esposa del escritor Carlos Montenegro, la presumo una mujer de Izquierda, no militante de la ortodoxia comunista. Tampoco puedo asegurar que, como Montenegro, Emma haya participado de manera activa en la Guerra Civil Española, pero de su oposición al Franquismo sí estoy seguro, porque los Falangistas no escribían en la Bohemia.

Emma ofreció su residencia en el Reparto Nuevo Vedado, para que el comando que secuestró a Juan Manuel Fangio pudiese ocultarlo en La Habana. Recuerdo haber visto fotos en la propia Revista, tanto de la casa como del auto, un Nash Rambler, al que llamaban La Gorriona.

Me hubiese gustado acompañar esta evocación con una mínima muestra de su quehacer, pero nuestro Gobierno, por más que se declara promotor de la cultura, bloquea el libre acceso a la Hemeroteca de la Biblioteca Nacional, institución convertida desde hace muchos años en mera dependencia del Comité Central (C.C) y del Partido Comunista de Cuba (PCC), cuyos supuestos Investigadores son las únicos autorizados a consultar ese tesoro. Una vez más, Dios le da barbas…

A mediados del año sesenta, previendo la decantación del Proceso hacia el Socialismo, tanto Emma como su marido se marcharon de Cuba. Desde entonces, no hemos vuelto a disfrutar entre nosotros de páginas culturales tan sabias como deliciosas. Su recuerdo me basta para agradecérselas infinitamente.

Emma falleció en la Ciudad de Miami, donde residía, en mil novecientos ochenta y ocho.

Latest posts by Rogelio Fabio Hurtado (see all)

Escribir un comentario

XHTML: Ud.puede utilizar los siguientes tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>