Publicado: Mar, 17 Nov, 2015

El surgimiento de la prensa en Cuba

Periodistas del siglo xix Cuba el periodismo. A ella debemos el primer medio de prensa, el Papel Periódico de la Havana, ya que según fuentes consultadas, los anteriores no tuvieron larga vida ni Gracias al desarrollo de la burguesía criolla de los siglos XVII y XVIII, es que se inicia en gran importancia; en el Archivo Nacional apenas se conservan ejemplares, con excepción de Papel Periódico, que llegó hasta 1828.

Grandes figuras se empeñaron en hacer de la prensa la más fiel expresión de los intereses de dicha burguesía. No sólo de su actuar como medio de ética, cultura, difusión mercantil y desarrollo agrícola, sino además y sobre todo, de propaganda política, ¨abierta o disfrazada¨, según aclaran los más antiguos testimonios.

Tengamos en cuenta que todo lo que se publicaba en Papel Periódico tenía que pasar por una rígida censura. Por esta razón, pocas eran las publicaciones editadas antes de 1812, año que se decreta la libertad de imprenta.

De gran importancia para el desarrollo de la prensa en Cuba fueron los movimientos liberales ocurridos en España durante los primeros años del siglo XIX. Quienes escribían en la isla se vieron por primera vez ante una situación distinta, ya que la libre expresión del pensamiento se convirtió de pronto en una realidad, al ponerse en vigor la constitución liberal y surgir imprentas privadas de forma autorizada.

El nuevo escenario cubano de 1812, se vio coronado de una serie de publicaciones de contenido político, donde la crítica subida de tono alcanzó incluso expresiones fuertes.

Basta revisar la fundamental obra de Antonio Bachiller y Morales y conoceremos de más de veinte publicaciones con esas características. Sin duda alguna, el surgimiento de aquellos periódicos liberales y constitucionalistas hasta 1823, contribuyeron grandemente al pensamiento de una Cuba libre.

El más importante de los periódicos de esta etapa fue, posiblemente El Habanero, de Félix Varela -1788-1853-, a pesar de que sólo vieo la luz siete números, publicados en Filadelfia y Nueva York, donde vivió Varela toda su vida, hasta morir en La Florida.

De esa forma, Varela, sacerdote y maestro, quien enseñó a los cubanos a pensar, inicia así la tradición de nuestra prensa editada por los emigrados cubanos en los Estados Unidos, y ofrece la primera manifestación de rebeldía de carácter periodístico, con el fin de lograr la separación de España.

El Habanero tuvo luego su máxima expresión con el periódico Patria, fundado por nuestro José Martí, en 1892, también en Estados Unidos. Ambas publicaciones estaban prohibidas en la isla por las autoridades españolas, pero entraban subrepticiamente en todo el país, sobre todo, a muchas de las viviendas de intelectuales interesados en la política.

En dichas publicaciones se manifestaban las más variadas divergencias políticas entre cubanos y españoles y donde además surgieron las tendencias de aquellos años como el reformismo, el autonomismo, las radicales independentistas y las que propugnaban la anexión con Estados Unidos, con el fin de mejorar la economía cubana.

Con este nuevo periodismo, esencialmente político, nació La voz del Pueblo Cubano, un periódico fundado y dirigido por Eduardo Facciolo, que inicia la mejor tradición de la prensa clandestina cubana.

Cuando preparaba el cuarto número en su propia imprenta, fue sorprendido por las autoridades españolas, y condenado a la pena de muerte en garrote vil, convirtiéndose así en el primer mártir de la prensa en Cuba.

Santa Fe, noviembre 2015

 

 

 

 

Escribir un comentario

XHTML: Ud.puede utilizar los siguientes tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>