Publicado: Vie, 11 Dic, 2015

Un libro para periodistas

Foto tomada de Internet: The New York Times La Habana. La vida de los reporteros y reflexiones del periodismo americano, de Tom Wicker, es un libro que todo aprendiz de periodista debiera colocar en un lugar de su mesa de trabajo, para consultar cuando la narración de un acontecimiento político o social, o la descripción de un suceso, exijan cuotas adicionales de objetividad y compromiso.

Publicado por primera vez con First Published en 1978, en Nueva York, con el título De la prensa, este compendio de artículos escritos por Wicker durante su larga carrera como periodista, editor y corresponsal de la Casa Blanca, nos muestra diferentes aristas de su formación y acción en consorcios informativos importantes, como el Times, el Sandhill Citizen, The New York Times, y sus viajes acompañando a varios presidentes de Estados Unidos en giras de campañas electorales, o en eventos políticos, sociales y culturales.

De esta forma Tom Wicker va contando una vida de reportero –la suya –, con innumerables relatos sobre la actividad en esta profesión que si a primera vista puede parecer fascinante, también está plagada de frustraciones. Aunque como toda labor, o actividad humana, deja satisfacciones y con el paso del tiempo es imposible cambiarla por otra.

Estos relatos de Wicker están escrito con buen pulso, en un estilo limpio, con las herramientas necesarias para contar, informar, analizar y proponer a los lectores, canales deductivos que conduzcan a sacar sus conclusiones de los hechos.

Entre sus páginas encontramos joyas narrativas con precisas descripciones de lugares y personas. Ahí está el general Dwight D. Eisenhower, abucheado como presidente de Estados Unidos en el Cow Palace de San Francisco, la mañana de 15 de julio, en la Convención Nacional del Partido Republicano, cuando pidió a los delegados: ¨No dejarse dividir por esos extraños a nuestra familia: los columnistas y comentaristas, que andan a caza de sensacionalismos¨.

O su presencia como periodista asignado en ¨la corte¨ del condado Moore, Carolina del Norte, ¨Una corte llena de locuras y debilidades del género humano. Segregada en esos tiempos todavía, pero donde se daban lecciones generosas sobre la naturaleza humana, las triquiñuelas de los abogados, la oratoria, y la ley¨.

O el día de 1961 en que John Kennedy tomó posesión de su cargo, y se le encomendó a Wicker la delicada tarea de cubrir a Richard Nixon, no en su calidad de candidato presidencial vencido, sino como vice presidente saliente, donde extrajo una enseñanza inolvidable. ¨Escribí una columna en el Times sobre la rapidez con que los titanes de la política desaparecen de la atención de la prensa y del público. Mi opinión en ese momento es que Dick Nixon no se vería más en Washington, pero la vida me mostró una historia distinta¨.

Tras el uniforme de campaña constituye tal vez el más completo de los artículos seleccionados en esta colección. Es la anécdota donde el joven periodista Wallace Turner del Oregonian de Portland, un día de verano en su oficina revisando algunas cartas entregadas por el editor, halló una historia de interés nacional.

¨Fue el instinto periodístico de Turner, ante un simple apellido, Newhouse, igual que el del magnate del periodismo, en este caso un modesto comerciante que compraba madera a comisión y había descubierto 800 acres de tierra virgen cerca de Gold Beach. Su espíritu de investigador lo llevó a hurgar en los títulos de propiedad y encontró que las tierras eran una concesión hecha por el gobierno a los indios, a principios del siglo pasado. Su exhaustivo trabajo periodístico resultó al final una mina de información, que los funcionarios nunca habían esperado que sería expuesta públicamente¨.

¿Quién eligió la prensa?, recuerda los días oscuros de la guerra de Viet Nam. Siendo todavía jefe del equipo de redacción del The New York Times, en otoño de 1967, al regreso del comandante en jefe del ejército general Westmoreland y el embajador Bunker, informaron al país que ¨la guerra se está ganando lentamente¨. Pero unos días después un joven ex marine, Dan Ellsberg, que trabajaba en el Pentágono para la Rand Corporation, lo visitó en su oficina y le confesó: ¨Lo han embaucado señor Wicker. Ustedes solo vieron lo que quisieron contarles. Aquello en Viet Nam es un desastre¨.

Hartazgo Nacional es un artículo maravilloso, que cuenta sobre el misterioso Proyecto Jennifer auspiciado por la CIA en 1973, donde otra investigación casual, esta vez realizada por Seymour Hersh, encontró indicios que se estaban invirtiendo fuertes sumas de dinero en equipo de sondeo marítimo profundo en el océano Pacífico y la construcción por la compañía National Steel Shipbuilding, de San Diego, de un barco gigante muy extraño, dotado de una inmensa grúa capaz de levantar 800 toneladas.

Una cortina de humo se corría en torno a este barco y sus pretensiones, pero Hersh no se dio por vencido. Ató cabos, recolectó información, lidió con la CIA, el Pentágono, los agentes del gobierno, caminó casi dos años sobre una tabla con clavos, hasta llegar a la verdad que se ocultaba. El barco terminado se movió hasta las zonas lejanas del Pacífico y lograron encontrar su objetivo y cumplir la tarea: rescatar del fondo del mar un submarino soviético hundido, pero al alzarlo con la grúa cerca de ocho mil pies sobre el piso del océano, dos terceras partes del casco se desprendieron para caer nuevamente en las profundidades. Un fracaso comercial de magnitudes jamás reveladas.

Otras historias completan este libro para periodistas, escrito por Tom Wicker sobre la prensa. Sus palabras finales definen su vocación y carácter cuando sentencia: ¨La apabullante conclusión que he sacado de mi vida en el periodismo durante treinta años, es que la prensa, aunque incuestionablemente poderosa y protegida por la Constitución y las leyes no es vigorosa y desinhibida. La mayoría de las veces se vuelve tímida y preocupada, en su afán de lograr tanto el respeto público como la utilidad económica¨.

Frank Correa

Frank Correa es periodista independiente y miembro de APLP

Latest posts by Frank Correa (see all)

Escribir un comentario

XHTML: Ud.puede utilizar los siguientes tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>