Publicado: Mar, 12 Ene, 2016

La libertad de prensa en Cuba

Embargo La Habana. El día 14 de agosto del año 2014 las relaciones entre Cuba y Washington se restablecieron, y el día 17 de diciembre del propio año el Secretario de Estado John Kerry hizo la correspondiente visita (protocolar) de buena voluntad en representación del gobierno de los Estados Unidos, y la embajada de los EE.UU quedó legal y auténticamente inaugurada (de ambas partes) y las relaciones finalmente cumplimentaron el protocolo debido, y así (de ambas partes) los acuerdos de amistad entre ambas naciones quedaron debidamente legalizados por Leyes Internacionales de obligatorio cumplimiento.

Así que el pasado 17 de diciembre del año 2014 se puede tomar como la fecha de arrancada, después de más de medio siglo de desunión, como la fecha inicial de “amistad” entre Cuba y los Estados Unidos de América.

Pero ambos gobiernos están cometiendo el error de no hacer, por su parte, lo que tienen que hacer para que esa total renovación amistosa demuestre sus frutos más temprano que tarde.

La parte cubana exige el levantamiento del Embargo y la devolución del territorio ocupado actualmente por los norteamericanos conocido por la Base Naval de Guantánamo, y la parte norteamericana una mayor apertura democrática en la Isla.

La parte cubana sigue ignorando la necesidad de una libertad de prensa en la Isla, y la parte norteamericana continúa imponiendo la tonta política de mantener el Embargo contra Cuba, convertido en Ley desde la década de los años 90 del siglo pasado.

Pero es que la actual nación cubana jamás estará preparada para la libertad de prensa mientras la pequeña y mediana empresa no adquiera verdadero poder económico y la prosperidad económica llegue a casi todos los cubanos, y todos tengan un empleo remunerado por encima del nivel de pobreza.

Ya comenzamos el año 2016 y el tema de la libertad de prensa en Cuba continúa siendo una piedra en el zapato del gobierno (Dictadura) cubano que por cada día que pase ejercerá más presión y le hará perder días preciosos al gobierno de La Habana.

La libertad y la democracia siempre estarán determinadas por el poder económico de una nación. Una nación empobrecida (especialmente si es un gobierno de izquierda) por la errónea conducción de un sistema político que no ha demostrado ser económicamente viable, jamás aceptará la libertad de prensa.

En cuanto a la Base Naval de Guantánamo Cuba tiene que esperar la buena voluntad del alto mando norteamericano, pues el uso de la Base está refrendado y aprobado por una Constitución Cubana, que aunque fue abolida desde el punto de vista diplomático y político, sigue teniendo la vigencia y actualidad de su momento cuando un gobierno cubano de la primera república aceptó y aprobó su uso por la parte norteamericana por tiempo ilimitado.

De manera que continuar exigiendo la devolución de la Base Naval de Guantánamo es retórica. Personalmente estoy a favor de su devolución, pero les ejemplifico el caso de Bolivia que, después de una guerra con Chile, sus antepasados bolivianos aceptaron renunciar a su salida al mar Pacífico y ahora no tienen más remedio los bolivianos que esperar a la buena voluntad de un gobierno en Chile.

Entonces la única solución que personalmente veo es que el Congreso de los Estados Unidos de América derogue la Ley del Embargo contra Cuba. No veo otro modo de hacer que la economía de Cuba se fortalezca y la Dictadura no tenga más remedio ni más pretextos que aceptar que la libertad de prensa en Cuba. No es sólo un derecho, sino una necesidad social para combatir la corrupción y defender los derechos del pueblo.

Y como ya sabemos el valor y poder que tienen los documentos firmados por dos gobiernos, propongo que Cuba y Washington se reúnan para discutir dos asuntos de suma importancia: la libertad de prensa en Cuba y la Ley del Embargo.

Entonces ambas partes reunidas se comprometan del siguiente modo:

El gobierno de los Estados Unidos de América, a través de su Congreso, derogará la Ley del Embargo económico contra Cuba a cambio de que el gobierno cubano (Partido Comunista de Cuba) permita la Libertad de Prensa en la Isla con periódicos y revistas independientes a la línea oficial y política del Partido Comunista, y que los periodistas independientes puedan vender sus periódicos en la vía pública, y cesen los acosos y las persecuciones contra la prensa independiente.

ramon597@correodecuba.cu

Latest posts by Ramon Diaz Marzo (see all)

Escribir un comentario

XHTML: Ud.puede utilizar los siguientes tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>