Publicado: Mar, 31 May, 2016

Las dictaduras nunca se dan por vencidas

001La Habana. Así dijo el vendedor de javitas en el portal del viejo bodegón de la calle 17, en el poblado de Santa Fe, comunidad situada al oeste de La Habana.

Conversaba con otro vendedor ambulante, unas veces de caramelos caseros y otras de chorizo, sabe Dios de donde.

Yo me quedé junto a ellos, como si no los escuchara. Así somos de chismosos los periodistas que habitamos el Planeta Tierra. Se referían a las llamadas Comisiones de Vecinos, creadas recientemente por la Asamblea Nacional del Poder Popular, ANPP, con el fin de que no proliferaran las indisciplinas sociales.

Los dos hombres coincidieron en que las indisciplinas proliferan a diario, entre los mismos seres humanos que representan a los vecinos de los barrios.

¨Las dictaduras no se dan por vencidas¨, repitió uno de ellos.

Al día siguiente, el periódico de la dictadura, Granma, salió con la información de las llamadas ¨Comisiones de vecinos¨ para combatir las indisciplinas sociales.

¡Le zumba el mango, caballeros¡ Las cosas que se le ocurren a Granma. ¿A quién o a quienes quiere convencer?

El sábado 28 salió con la información, repleta de cifras como si al mencionar tantas cifras de cinco dígitos, se resolvieran problemas tan graves para la dictadura, como las indisciplinas sociales.

Según opinión del General de Brigada Rafael Ruíz Pérez, al frente de la Defensa en la ANPP, hay que llegar más a los barrios, elevar la vigilancia revolucionaria en los barrios, centros laborales y comunidades campesinas, puesto que dichas indisciplinas afectan el desarrollo próspero y sostenible del modelo económico de la nación.

Sí, el proceso de rendición de cuenta de la Asamblea Nacional, según se dice, fue del 90%. Pero, ¿y la realidad?

La realidad desmiente todas esas cifras, puestas una detrás de la otra y que no convencen ni al Bobo de la Yuca, como se dice en cubano.

Analices de esas cifras:

Se han efectuado más de 51,900 asambleas de rendición de cuenta del delegado a sus electores.

Cuatro millones de personas participaron de las asambleas y se recogieron cerca de 42,300 planteamientos.

Se realizaron 69, 468 reuniones a nivel de área.

Se han creado 23, 700 comisiones de vecinos, para evaluar soluciones.

Y por último, señala Granma que por causa de lluvias y también por problemas de organización, se suspendieron 2, 300 reuniones.

Si todo eso pasó así, ¿Por qué en la realidad, nada marcha bien, por qué las filas son el mal que nos acompaña, por qué tantos de nuestros millones de ancianos se siguen fracturando sus caderas transitando por calles rotas y aceras casi desaparecidas, por qué seguimos sin el vaso de leche que prometió Raúl Castro en 2007, por qué Cuba sigue sin producir productos de buena calidad, como ocurría en el pasado capitalista: calzado, alimentos, ropa, etc.?

Y una última pregunta: ¿Por qué llamar indisciplinas sociales a las demostraciones de rechazo que un pueblo hace frente a una dictadura que no se da por vencida?

Escribir un comentario

XHTML: Ud.puede utilizar los siguientes tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>